Opinión

FRANJA SUR

 

Chiapas, germen de la prensa amotinada

René Alberto López | @ralopez22

 

“Nuestro partido es el periodismo”, “Ni uno más”, “La verdad no se mata”, “Honor y gloria” para los caídos”, “Cuando me toque a mí, griten hasta quedarse afónico”, “Enfrentamos un padrón de hostilidades desde el Estado”, Justicia”. Estas fueron algunas de las frases que retumbaron entre las cuatro paredes del recinto.

Los de la voz, compañeros de la prensa que han sufrido agresiones, amenazas, encarcelamientos arbitrarios y levantones. Sus casos fueron narrados por ello mismos con lujo de detalles. La mano opresora y criminal es el fantasma que recorre el cielo de los que portan como única arma plumas, libretas, cámaras y grabadoras,

Adriana Urrea, secretaria general del sindicato de Notimex, denunció las arbitrariedades y descalificaciones en contra de los trabajadores que mantienen una lucha en defensa de sus derechos.

Durante la asamblea se dió a conocer que del año 2000 a la fecha hay registros de 161 periodistas asesinados, 53 de ellos en este gobierno, seis en lo que va de este año.

En el mes de octubre del año pasado ocurrió el homicidio de Freddy López Arévalo, en la ciudad de San Cristóbal, cuya familia fue una de las convocantes a este primer encuentro.

El Teatro Zebadua de la población turística de San Cristóbal de las Casas, en Chiapas, estado emblemático de las luchas sociales, fue la cita con la historia en momentos de crispación que vive México y de las jornadas más violentas contra la prensa mexicana.

Ahí se concentraron a lo sumo 170 comunicadores provenientes de distintas entidades del país. Ahí estaban, codo a codo, uniendo sus gritos, las consignas que salieron de esas gargantas incansables de demandar justicia.

Ahí estaban, algunos con lágrimas en las mejillas por el compañero caído, otros elevaron con rabia su voz ante la impotencia de no poder frenar los asesinatos contra el gremio. Eran los periodistas de Chiapas, Tijuana, Yucatán, Tabasco, Guanajuato, San Luis Potosí, Nuevo León, Veracruz, Puebla, Chihuahua, Tamaulipas y Ciudad de México.

Eran pocos si se quiere ver así, pero mucha su pasión y voluntad en su afán de hacerse escuchar, para que las autoridades reaccionen de su letargo y volteen a ver la situación de los comunicadores en un país, cuyo gobierno pareciera que sería más feliz sin una prensa libre que los vigile y cuestione.

“Sin prensa libre no hay democracia”, dijo en reciente fecha Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, uno de los tres poderes de la república, y, ese camino debería tomar el Poder Ejecutivo, al menos frenando el discurso de odio contra la prensa y dejar que las dependencias hagan su trabajo para fortalecer los mecanismos de protección a los periodistas, así como reactivar el fideicomiso que desapareció este gobierno.

El Poder Legislativo tiene ya en sus manos algunas propuestas de organizaciones de prensa a fin de reformar leyes para garantizar en México la protección y seguridad de los comunicadores.

Todos estos asuntos fueron tratados en voz alta por los asistentes al Primer Encuentro de Periodistas, realizado los días viernes y sábado pasado en San Cristóbal. El 5 de marzo de 2022 es ya una fecha marcada en el calendario de las luchas en pro de la prensa libre y de las libertades.

Claro, Tabasco no podría faltar a la cita con la historia, por lo que un grupo de periodistas de las localidades de Villahermosa, Cárdenas y Cunduacán estuvo presente en ese evento que logró amotinar a los comunicadores que, quieren dejar un periodismo libre a las futuras generaciones.

Quizá pudo ser corto lo obtenido en este primer encuentro de periodistas, pero sin dudas es un gigantesco paso en construcción de la fraternidad, pues se sintió el calor, la camaradería, la hermandad de compañeros de profesión y, sobre todo, el gran ánimo a fin de organizar otro gran encuentro. No aflojar en esta gran lucha que ya comenzó y no parará hasta obtener los objetivos.

Todas las denuncias y demandas realizadas en el recinto del Teatro Zebadua, fueron registradas y recogidas por Alejandro Encinas, Subsecretario de Derechos Humanos del gobierno federal, quien a través de internet observó y escuchó a los participantes, además en su mensaje reconoció que han habido fallas en la protección de los comunicadores y prometió abrir el diálogo, así como atender las peticiones de los periodistas.

Ahí se las dejo.

 

Este artículo se publicó originalmente en Papiro Diario Digital, en el link: (20+) Papiro diario digital - Publicaciones | Facebook se reproduce con la autorización el autor.

Siguenos

Twitter

Encuesta

El cuadro de Francisco I. Madero que intervinieron las inconformes que tienen tomadas las instalaciones de la CNDH, ¿a usted?
ANUNCO DERECHA 2

Suscribase a nuestro boletín

reciba las noticias más relevantes

Redes Sociales / Boletín de Noticias

Search