Opinión

OPINION

 

Conacyt, una de cal

Ernesto Villanueva | @evillanuevamx

 

El pasado 29 de septiembre concluyó una etapa del conflicto entre el Sindicato Independiente de Trabajadoras y Trabajadores de Investigación de Cátedras Conacyt (Siintracatedras) con el propio Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), que se sintetiza en que el sindicato reivindica prestaciones sustancialmente mayores a las existentes en el mercado, por un lado,  y el Conacyt, por otro, que se encuentra impedido de poder firmar un contrato colectivo con esa organización por tres razones:

a) Porque ya tiene uno firmado con el Sindicato Nacional de Trabajadores del Conacyt.

b) Porque carece de atribuciones para negociar condiciones distintas a las ya establecidas con la agrupación sindical con la que tiene firmado su contrato colectivo del trabajo, y

c) Porque otorgar las peticiones del Siintracatedras generaría inestabilidad no sólo para este organismo público descentralizado, sino en las instituciones públicas de educación superior e investigación (Ver mi texto http://gestyy.com/ephLge).

Ese día 29, la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA), en el expediente III-10338/2021 resolvió declarar que no había lugar al estallamiento a huelga, que tampoco se tenía por ratificado el pliego de peticiones del Siintracatedras al Conacyt y ordenó que se enviara al archivo general el expediente como “asunto total y definitivamente concluido”.

Ante la ausencia de datos, conviene hacer algunas puntualizaciones de interés público

Primero. En el pliego de peticiones formulado por el Siintracatedras ante la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje se da cuenta de su petición puntual para incrementar su sueldo 100 por ciento, toda vez que requería que el estímulo económico mensual que perciben los afiliados a ese organismo se integrara como parte del sueldo base, lo que representaría un altísimo costo al erario y donde hubieran tenido casi el doble del sueldo base en relación a los investigadores titulares C de tiempo completo de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y de las instituciones públicas de educación superior que hubieran, con razón justificada, reaccionado para ser homologados a semejantes salarios base.

Con ese incremento en el sector no habría presupuesto federal de egresos que alcanzara.

Segundo. El asunto ha concluido en lo que se conoce como sede administrativa, pero falta agotar las dos instancias en sede judicial hasta que se declare cosa juzgada; es decir, que haya una resolución de fondo inapelable.

Tercero. Los ingresos de los investigadores universitarios en las tres principales economías de América Latina (Argentina, Brasil y México) rondan los 31 mil pesos, que es lo que ahora ganan los investigadores por México anteriormente denominados Catedráticos Conacyt (https://acorta.co/C4W48M).

Habrá que ver, con todo, el desarrollo de la batalla judicial que requerirá de paciencia, constancia y perseverancia durante algunos años.

Este artículo se publicó originalmente en El Heraldo de México, en el link: https://heraldodemexico.com.mx/opinion/2021/10/4/conacyt-una-de-cal-341089.html  se reproduce con la autorización del autor.

Siguenos

Twitter

Encuesta

El cuadro de Francisco I. Madero que intervinieron las inconformes que tienen tomadas las instalaciones de la CNDH, ¿a usted?

Suscribase a nuestro boletín

reciba las noticias más relevantes

Redes Sociales / Boletín de Noticias

Search