Opinión

Fuera de la Caja

 

Fuego del que quema

Macario Schettino | @macariomx

 

Este viernes, el Presidente publicó un tuit de una cuenta llamada @AldoAldrete, en el que se insultaba seriamente a su esposa. Lo utilizó para afianzar su enfrentamiento con los científicos, porque esa cuenta afirma ser de uno de ellos. En realidad, parece ser ficticia o, al menos, nada relacionado con la ciencia y tecnología en México. El equipo de López Obrador no tuvo el cuidado de evitarle a su jefe ese ridículo, y éste no hizo lo propio con la dignidad de su cargo, y de la persona de su esposa, que no merece ese tratamiento en cadena nacional. Pero lo importante para el Presidente era dejar claro que el enfrentamiento con los científicos viene de él, y la directora de Conacyt y el fiscal son instrumentales en ello.

Es ya trágico el nivel al que hemos llegado en el esfuerzo de López Obrador por polarizar a los mexicanos, en su afán de mantenerse en el puesto, por sí mismo o por interpósita persona. Como ya hemos dicho muchas veces, es incapaz de entender las implicaciones de sus actos, no tiene visión estratégica. No le importó dar publicidad a una cuenta ficticia, insultar a su esposa, rebajarse a ese nivel, con tal de continuar en su enfrentamiento con su enemigo: la clase media, la inteligencia, el futuro. Lo suyo es un pasado de ignorancia y pobreza. Es lo que aprendió en la escuela, como millones de mexicanos, y no puede salir de ahí. Puede usted sacar a Andrés de Macuspana, pero no a Macuspana de Andrés.

Me preocupa mucho lo que ocurre, y no estoy solo en ello. Es sumamente grave que se acuse a 31 mexicanos, científicos y funcionarios, de algo absurdo, y que además se equipare a delincuencia organizada. No falta mucho para que los columnistas de EL FINANCIERO, por escribir en el mismo lugar y elevar críticas parecidas, sean acusados de lo mismo.

Pero mi preocupación va más allá. Usted conoce mi interpretación de lo que ocurre en el mundo. Creo tener razón cuando identifico varios ciclos en las sociedades humanas, que responden a amenazas externas o a un problema de interpretación del mundo. En los últimos 500 años, esto último ha sido el motor del cambio. En cada ocasión en que dejamos de entender, nos llenamos de angustia, intentamos crear comunidades ficticias alrededor de las ideas disponibles, y buscamos líderes “macho alfa” (irresponsables, violentos, autoritarios) para que nos defiendan.

Así pasó con la llegada de la imprenta en el siglo 16, los periódicos en el siglo 18 y los medios electrónicos a inicios del 20. Ahora son las redes sociales. Nuestras comunidades ficticias hoy se construyen alrededor de “identidad”: color de piel, género, preferencias. Los líderes, usted los conoce: Trump, Bolsonaro, López, Bukele, Orbán, Erdogan, etcétera.

En las ocasiones anteriores, la situación escaló hasta convertirse en un enfrentamiento violento, alrededor de la definición de la comunidad: religiosas en el siglo 17, de clase en el siglo 18, por Estados en el siglo 20. Ahora, siguiendo esa lógica, sería un enfrentamiento por identidad. Es justo lo que ocurre hoy en Estados Unidos, que Robert Kagan (Washington Post, 23/sep.) percibe como una crisis constitucional, frontera con guerra civil.

En ese contexto cultural/internacional, el afán de López Obrador por demonizar a la clase media, y especialmente a los intelectuales, es una amenaza muy seria. Este país no tiene ni seguridad nacional ni impartición de justicia dignas de ese nombre. Llevamos décadas de no financiar nuestros cuerpos de seguridad (como tampoco educación o salud). Promover, en esas condiciones, con ese contexto internacional, un enfrentamiento entre mexicanos, no puede terminar bien.

Más cuando uno recuerda que la década de los 20, en los dos siglos pasados, fue de guerras civiles. Ya no lo dejen hablar.

Este articulo se publicó originalmente en El Financiero, en el link: https://www.elfinanciero.com.mx/opinion/macario-schettino/2021/09/27/fuego-del-que-quema/ se reproduce con la autorización del autor.

Siguenos

Twitter

Encuesta

El cuadro de Francisco I. Madero que intervinieron las inconformes que tienen tomadas las instalaciones de la CNDH, ¿a usted?

Suscribase a nuestro boletín

reciba las noticias más relevantes

Redes Sociales / Boletín de Noticias

Search