Opinión

Fuera de la Caja

 

Votemos

Macario Schettino | @macariomx

 

Hoy será el último día que podamos hablar de política y elecciones. Aunque, en teoría, todavía el miércoles 2 podríamos hacerlo, prefiero no arriesgar. El viernes, mucho menos. Y el lunes, mi colaboración deberá escribirse antes de conocer resultados. Así que hasta el miércoles 9 de junio platicaremos de cifras, curules y demás.

Hoy conviene recordar que el resultado de la concentración de poder en una sola persona ha sido una muy mala idea en prácticamente todas las ocasiones en que se ha utilizado. No es cuestión de la persona, ni de la época, ni del país. Es un asunto estructural. Cuando una sola persona concentra el poder, las decisiones se dirigen a mantener ese poder, antes que nada. En consecuencia, ya no importa mucho el bienestar de la población o el crecimiento de la economía.

En segundo lugar, el poder trae consigo la capacidad de extraer rentas, que es la manera en que los economistas designan el dinero que uno no se ganó, pero que obtiene. El poderoso se vuelve rico, aunque logre convencer a sus seguidores de su austeridad personal. Stalin lo logró, por ejemplo.

Finalmente, la concentración del poder altera los incentivos, provocando que todos los políticos se subordinen, a la espera de convertirse en los poderosos, y que los actores económicos limiten sus decisiones al gusto del autoritario. El resultado es una camisa de fuerza que impide un buen desempeño económico y provoca conflictos sociales intratables. Ya lo vivimos, ya deberíamos saberlo.

A diferencia del sistema que conocimos (el régimen de la Revolución), lo que hoy tenemos no tiene estructura. Morena no se ha consolidado, no existen fuentes independientes de poder al interior del grupo gobernante, y las bases populares no son fácilmente organizables (como sí lo fueron obreros y campesinos hace 90 años). Esto significa que la segunda mitad del sexenio será sumamente complicada. Entraremos en el proceso natural de sucesión, que hoy no tiene cauce.

En el viejo sistema, al día siguiente de la elección intermedia empezaba el juego del Tapado, que era el mecanismo por medio del cual se liberaba presión y se evitaba la violencia. En la democracia, ese día marcaba el inicio de la competencia interna en los partidos políticos. El próximo lunes, quiera o no, López Obrador iniciará su ocaso.

Pero no hay claridad en cómo vamos a manejar ese proceso. Si el Presidente logra su objetivo y mantiene la mayoría calificada en la Cámara de Diputados, ¿cómo podría replicar el estilo del viejo PRI? Sin institucionalización, sin partido consolidado, sin posibilidad de heredar su popularidad, resulta imposible. Pero tampoco habrá un proceso democrático en ese caso, de forma que ese mismo lunes 7 de junio, López Obrador se convencerá de la necesidad de su permanencia en el poder.

Si no logra esa mayoría calificada, su debilidad será evidente a todos, y ya no tendrá sentido mantener la subordinación. Ni en el Congreso, ni en la Corte, ni entre gobernadores. El tamaño del desmorenamiento será proporcional a la distancia de su coalición a las dos terceras partes de la Cámara. Rechazará los resultados, generará conflictos, y el río revuelto no es buena noticia.

La debilidad del Estado mexicano ha sido una constante en nuestra historia. Hemos oscilado entre ella y los regímenes autoritarios. Con sorprendente regularidad, la debilidad nos ha llevado a enfrentarnos entre nosotros, aunque después hayamos cubierto esos años con manto de gloria. En otras ocasiones, no teníamos la posibilidad de evitar el enfrentamiento votando. Hoy sí. Ése es el gran valor de la democracia: resolver de forma pacífica nuestras diferencias. No se trata de llegar al paraíso, sino sólo de evitar el infierno.

Este domingo, vaya a votar.

Este articulo se publicó originalmente en El Financiero, en el link: https://www.elfinanciero.com.mx/opinion/macario-schettino/2021/05/30/votemos/, se reproduce con la autorización del autor.

Siguenos

Twitter

Encuesta

El cuadro de Francisco I. Madero que intervinieron las inconformes que tienen tomadas las instalaciones de la CNDH, ¿a usted?

Suscribase a nuestro boletín

reciba las noticias más relevantes

Redes Sociales / Boletín de Noticias

Search