Nacional

Bartlett debe ser llamado a cuentas por el asesinato del agente de la DEA, dicen en el programa de Aristegui

Redacción /Entérate México
Ciudad de México, 5 de agosto de 2022

 

Una transcripción de una grabación que “por error” entregó la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) y al menos cuatro testigos de la llamada “Operación Leyenda”, son los testimonios que vinculan al ex Secretario de Gobernación, Manuel Bartlett Díaz, y el ex agente de la CIA, Ismael Félix Rodríguez, con el asesinato de Enrique Camarena, “Kiki” Camarena, afirmó el ex agente de la DEA, Héctor Berrellez.

En entrevista para Aristegui en Vivo, Berrellez se dijo “triste” por la determinación de un juez mexicano que frenó la posibilidad de una extradición exprés del fundador del Cártel de Guadalajara, Rafael Caro Quintero. Consideró que la tardanza en el envío del capo sinaloense a Estados Unidos es por miedo a que delate la complicidad de funcionarios mexicanos y estadounidenses con los narcos mexicanos y el homicidio del agente especial de la DEA, Enrique Camarena Salazar.

Si Caro Quintero fuera extraditado para acá, sería muy vergonzoso, implicaría Bartlett y a Ismael Félix Diaz, en 1984 el Congreso de Estados Unidos se negó a involucrarse en la guerra en Nicaragua, entonces la CIA lo hizo clandestinamente con una reunión en México, le pidieron ayuda en México, México se negó hacerlo abiertamente, solo clandestinamente, en una junta Bartlett sugirió usar infraestructura de los narcos para la CIA, y tuvieron junta con los narcos, le ayudaron a la CIA para transportar las armas, concluyó.

Héctor Berrellez añadió que sus acusaciones contra Bartlett y la CIA tienen sustento en todos esos testimonios y otras fuentes, a pesar de que el actual director general de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett Díaz, y la propia CIA han negado de manera reiterada cualquier relación con el secuestro y homicidio de “Kiki” Camarena.

De hecho, Berrellez explicó que la tortura a Camarena, ocurrida poco antes de su asesinato, tenía como fin averiguar si el entonces agente de la DEA sabía algo de la relación entre la CIA, Bartlett y los grandes narcos mexicanos como Ernesto Fonseca Carrillo, Miguel Ángel Félix Gallardo y Juan Manuel Salcido Azueta, alias “El Cochiloco”.

Cuatro diferentes testigos a mí me dijeron que estuvieron en juntas en donde se planeó el asesinato de Kiki Camarena, pero el plan no era asesinato, levantar a Camarena no era para matarlo, era para interrogarlo, por eso lo vendaron y no debían haberlo matado, lo que pasó en que en el interrogatorio fue torturado demasiado, las órdenes eran dejarlo con vida, para sacar toda la información que se pudiera y ver hasta que punto tenía conocimiento de lo que pasaba en el Rancho de Veracruz, sostuvo.

De acuerdo con Berrellez, hay dos grabaciones de las torturas que sufrió Camarena a manos de los narcos mexicanos, de las cuales se hicieron cuatro transcripciones. Sin embargo, también hay una quinta transcripción que fue entregada a la DEA, pero la CIA se negó a entregar la grabación con la que estaba relacionada.

En esa última transcripción, es en la que los torturadores le preguntaban al entonces agente de la DEA sobre que sabía de los contras y las relaciones de los narcotraficantes mexicanos con gobernantes y políticos “sucios” de México, vinculados al tráfico de drogas.

Explicó que a pesar de que “Kiki” Camarena aclaró que no sabía quiénes más estaban involucrados en el negocio y que sólo había oído del rancho de Veracruz “porque ahí bajaban mucha droga”, sus captores lo siguieron torturando hasta la muerte, sin que fuera el plan original de los altos mandos de México y la CIA, puesto pensaban liberarlo con vida. “Por eso le vendaron los ojos”, sentenció.

“En esa transcripción, le pregunta a Camarena que sabe del rancho Veracruz que tenía Caro Quintero y Camarena contesta que lo único que sabía es que estaban bajando muchas toneladas de cocaína, le preguntan qué cómo sabe eso y él contesta que se lo informó un Comandante de la Policía Judicial Federal, entonces le preguntan qué sabe de los contras y él dice que no sabe nada, que no sabe que son los contras. Le preguntan también en esa transcripción que sabe de políticos y gobernantes que están involucrados o en asociación con el Cártel de Guadalajara y contesta que no sabe nada eso”, dijo Berrellez.

Reveló que un informante y elemento de la CIA conocido como “Torreblanca” le proporcionó esa información, misma que después pudo corroborar con dos testigos más que previamente habían estado al servicio de los capos mexicanos, René López Romero y Ramón Lira, este último ex escolta de Ernesto Carrillo Fonseca, “Don Neto”.

“El Torreblanca era agente de la CIA y yo lo recluté como informante, me lo traje con nosotros y él me dijo que en ese rancho Veracruz estaban entrenando a los contras. Y que en ese rancho, él había puesto las comunicaciones, las torres de comunicación para que se pudieran comunicar del rancho con aviones que venían y salían para Sudamérica y él me dijo que estando ahí vio que bajaban mucha cocaína. Y los que estaban encargados ahí eran de Estados Unidos y un agente de la CIA, que era su manejador, su jefe era Ismael Félix Rodríguez, un reconocido agente de la CIA, que ellos eran los que estaban encargados de las operaciones en el rancho Veracruz”, puntualizó.

 

Los contras y la alianza con Bartlett

Durante la entrevista, Héctor Berrellez afirmó que ante la negativa del Congreso de Estados Unidos para financiar una guerra contra el régimen sandinista de Nicaragua, y bajo el pretexto de combatir la expansión del comunismo en América Latina se reunión con el entonces Secretario de Gobernación, Manuel Bartlett, quien advirtió que el gobierno de México no podía ayudar de forma directa en el abastecimiento de armas a las milicias contrainsurgentes.

Por lo tanto, sugirió usar las mismas rutas que usaba el narcotráfico para el contrabando de armas a El Salvador y posteriormente a Nicaragua, alianza que fue aceptada por todos, por lo que el gobierno mexicano, la CIA y los narcos mexicanos se convirtieron en socios y cómplices, relación que Enrique Camarena estaba a punto de descubrir y que le habría costado la vida

Yo trabajé en México, yo se como funcionan los narcos, los narcos no andan levantando gente, interrogándola, vendando los ojos de las personas e inclusive grabando todo lo que está diciendo, ese operativo no fue de narcos, ese operativo fue de políticos, de gobernantes y de policías. Los narcos cuando matan, matan, sentenció.

Ante los cuestionamientos que se le han hecho a su versión, Héctor Berrellez afirma que si se tratara de mentiras, ya lo hubieran detenido y encarcelado en su país, destacando que sigue libre y además pudo grabar un documental en el que da a conocer su teoría sobre este caso, la cual no podría difundir con tanta facilidad si fuera una mera difamación.

Siguenos

Twitter

Encuesta

El cuadro de Francisco I. Madero que intervinieron las inconformes que tienen tomadas las instalaciones de la CNDH, ¿a usted?
ANUNCO DERECHA 2

Suscribase a nuestro boletín

reciba las noticias más relevantes

Redes Sociales / Boletín de Noticias

Search