Nacional

Negligencia médica: Mal diagnóstico deriva en sepsis y amputación de piernas a una mujer de 27 años en IMSS de Querétaro; CNDH exigió la reparación del daño a la víctima

Redacción /Entérate México
Ciudad de México, 6 de julio de 2022

 

Luego de que médicos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) dieran un diagnóstico erróneo a una mujer de 27 años en Querétaro, provocando que se le amputaran las piernas junto con una histerectomía, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) exigió la reparación del daño a la víctima por la negligencia.

La CNDH emitió la recomendación 118/2022 dirigida a Zoé Alejandro Robledo Aburto, director general de IMSS, debido a que el personal médico del Hospital General Regional número 1 (HGR-1) y la Unidad de Medicina Familiar número 9 (UMF-9) pusieron en peligro la vida de una paciente a la que se le tuvieron que amputar las piernas en septiembre de 2018.

“La víctima requería el retiro de un DIU que se encontraba traslocado y que también fue retirado con un procedimiento erróneo, lo que pudo desencadenar una infección generalizada y, en consecuencia, la amputación de ambas piernas, la extirpación del útero y un ovario”, dice la CNDH en un comunicado.

La Comisión detalló como fueron violados los derechos humanos de la joven debido a que el procedimiento que siguieron los médicos asignados con un dispositivo intrauterino fue inadecuado. Por lo que la vida de la paciente nunca hubiera estado en riesgo de haber contado con un diagnóstico derivado de estudios clínicos y ultrasonido.

La CNDH señaló que el personal de IMSS “dañó el proyecto de vida de una mujer de 27 años por seguimiento médico inadecuado que generó una infección generalizada que la llevó a un paro cardiaco de 30 minutos de reanimación asistida, choque séptico, extirpación del útero, un ovario, y la amputación de ambas piernas”.

Por lo anterior, el organismo autónomo verificó que en este caso no se siguió la Norma Oficial Mexicana (NOM) correspondiente. No se realizaron los estudios necesarios para detectar infecciones vaginales, ni la presencia de efectos colaterales que terminaron por ser una parte clave en la atención indebida de un dispositivo de método anticonceptivo, que derivó en una hemorragia severa que se pudo haber evitado.

“La CNDH considera que el pronóstico de vida de la víctima es grave por las complicaciones derivadas de la inadecuada atención médica que le dejaron secuelas permanentes en la función deambulatoria, al amputársele ambas extremidades inferiores y obligándola a usar prótesis”, añade la comisión.

Con la intención de reparar el daño, el organismo defensor de los DDHH solicitó a Zoé Robledo hacerse cargo el pago de una compensación económica para la víctima, así como acceso a programas sociales y becas para dos de sus familiares que fueron afectados directamente. También se exigió brindar la atención psicológica y psiquiátrica que sea necesaria.

Por último, la CNDH informó que el IMSS deberá colaborar con el Órgano Interno de Control en el IMSS con el fin de dar seguimiento a la denuncia que se presentará contra los responsables de la negligencia en un hospital en Querétaro.

Con información de Latinus.

Siguenos

Twitter

Encuesta

El cuadro de Francisco I. Madero que intervinieron las inconformes que tienen tomadas las instalaciones de la CNDH, ¿a usted?
ANUNCO DERECHA 2

Suscribase a nuestro boletín

reciba las noticias más relevantes

Redes Sociales / Boletín de Noticias

Search