Nacional

Pese a las evidencias públicas y a las auditorías de la Auditoría Superior de la Federación, López Obrador defiende la honestidad de su gabinete y declara que en este gobierno “ya no hay ladrones”

Redacción /Entérate México
Ciudad de México, 21 de febrero de 2022

 

El presidente Andrés Manuel López Obrador confió en que se van a ir aclarando todas las irregularidades que encontró la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en la cuenta pública porque “en este gobierno ya no hay ladrones”.

La ASF reportó que las principales obras de la actual Administración, como son el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), la refinería de Dos Bocas y el Tren Maya, presentan deficiencias en su proceso de ejecución, lo que en algunos casos han significado sobrecostos y retrasos.

Al presentar los resultados de la Fiscalización de la Cuenta Pública 2020, el órgano auditor detalló los hallazgos encontrados en más de 15 auditorías financieras y de desempeño realizadas a estos proyectos que se desarrollan en San Lucía, Estado de México; Paraíso, Tabasco, y la Península de Yucatán.

Respecto del AIFA, la ASF indicó que, entre otras cosas encontró que para la edificación de la torre de control se adjudicaron contratos con costos mayores respecto de los mismos trabajos adjudicados en la terminal de pasajeros.

En el caso de Dos Bocas, como resultado de las auditorías practicadas, la ASF hizo observaciones por un monto de 59.2 millones de pesos referentes a inconsistencias entre los volúmenes estimados contra los realmente ejecutados; pagos indebidos en las categorías de profesionistas senior y junior, sin acreditar su especialidad; así como pagos en exceso en el concepto de desmonte en zonas de selva.

Referente al Tren Maya, la ASF informó que hizo observaciones por 256.1 millones de pesos debido a que se pagó anticipadamente la elaboración de los proyectos ejecutivos, los cuales debieron pagarse hasta estar concluidos y validados.

Además, como resultado de la revisión se comprobó que el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (FONATUR) erogó 9 mil 733.9 millones de pesos, de los cuales no se reportaron 382.3 millones de pesos en la Cuenta Pública.

“Todavía eso es preliminar. Desde luego, lo usan nuestros adversarios, los conservadores corruptos, porque piensan que es lo mismo”, justificó el mandatario en su conferencia de prensa diaria de Palacio Nacional.

Sin mencionar ninguno de los casos citados por la ASF insistió que “ya no, no somos iguales, en este gobierno no hay ladrones, para que quede claro”, aunque recalcó que desde luego “va a seguir la campaña (de sus adversarios), y qué bueno, porque esto demuestra que hay una vida pública activa en México y estamos enfrentando a los que se dedicaban a saquear, a robar”.

 

OTRO ATAQUE A LA PRENSA

En la lógica presidencia, la información de la ASF son ataques de la prensa contra su gobierno y por eso, dijo, “recuerdo que le estoy pidiendo a Loret de Mola si nos permite publicar la información que tenemos que nos hicieron llegar ciudadanos para que se conozca cuánto gana y quién le paga”.

Hizo extensivo de nuevo su exigencia de que periodistas den a conocer sus ingresos, a otros comunicadores, como Jorge Ramos y León Krauze.

De ellos, añadió, “se puede decir: ‘Es que así se paga en Estados Unidos o así se paga en México a los profesionales del periodismo’, pero no, son sueldos desproporcionados.

¿Por qué se les paga tanto? Porque son contratados para defender grupos de intereses creados, se les contrata —suena fuerte la palabra, no la voy a usar, bueno, algo más suave— como golpeadores, para los movimientos que consideran contrarios a las corporaciones que dominan en México y en el país, o que dominaban en México, que se sentían como los dueños de México”.

El periodista volvió a incluir en la lista de los que deben informar cuánto ganan y quién les paga, a Joaquín López-Dóriga, Ciro Gómez Leyva y Carmen Aristegui.

Expresó también que se debe saber cuánto entregan las organizaciones financieras y empresariales a estos periodistas, e incluso, cuánto entrega el gobierno de Estados Unidos a estos medios críticos, que “es una demanda que tenemos pendiente”.

“Estamos solicitando al gobierno de Estados Unidos que ya no esté financiando a grupos que actúan abiertamente como opositores de gobiernos, en mi caso, en nuestro caso. de un gobierno legal y legítimamente constituido, porque es un acto injerencista, de violación a nuestra soberanía”, recalcó.

Aunque en mayo pasado ya mandó una carta que el gobierno de EEUU no respondió, en la que exigía parar los pagos a organizaciones de la sociedad civil que “atacan” a su gobierno, López Obrador dijo que el tema del financiamiento a las ONGs “no lo trato a veces en las reuniones que tenemos con el gobierno de Estados Unidos por cuestiones de sutileza diplomática”.

“Estoy esperando que salga de ellos, porque es una vergüenza para cualquier gobierno en el mundo meterse a la vida interna de otro país, meterse a la vida política, pública de otro país y además entregando dinero. Ya eso debe hacerse a un lado, es una vergüenza”, remató.

Siguenos

Twitter

Encuesta

El cuadro de Francisco I. Madero que intervinieron las inconformes que tienen tomadas las instalaciones de la CNDH, ¿a usted?
ANUNCO DERECHA 2

Suscribase a nuestro boletín

reciba las noticias más relevantes

Redes Sociales / Boletín de Noticias

Search