Nacional

López Obrador le hace el trabajo sucio a los gringos para contener la llegada de centroamericanos a la frontera norte

Redacción /Entérate México
Ciudad de México, 15 de agosto de 2021

 

México, en su papel de policía migratoria de Estados Unidos, ha estado trasladando por vía aérea a miles de migrantes hacia el sur del país para acelerar su salida, señala un reporte de la agencia Reuters citando a funcionarios y migrantes.

El gobierno de México ha negado que actúe bajo presión de la Casa Blanca, pero ha admitido que a finales de mayo había realizado cuatro vuelos para regresar a migrantes a través de lo que denominó un “puente aéreo”.

La información del gobierno mexicano que ha sido dócil con las presiones norteamericanas, no precisa el número de migrantes que iban en esos vuelos.

De acuerdo a la agencia, México ha enviado a unas 13 mil personas desde ciudades del norte hacia su frontera sur en unos 100 vuelos, complementando los esfuerzos de Estados Unidos para trasladar a migrantes de vuelta a Centroamérica. La fuente son funcionarios mexicanos familiarizados con el asunto.

Según el reporte, unas mil 200 personas volaron hacia el sur solo la semana pasada, precisaron. Esas cifras no habían sido reportadas anteriormente.

Los vuelos con migrantes ocurren en momentos en que la administración del presidente estadounidense Joe Biden enfrenta cada vez más críticas por su gestión del problema.

“Todo es para complacer a los gringos, que están muy preocupados por el tema de migración”, dijo uno de los funcionarios mexicanos. “Se busca acelerar lo más posible esas expulsiones”.

Mientras tanto, México está presionando a Estados Unidos para que levante las restricciones de cruces no esenciales a través de su frontera compartida, las cuales fueron impuestas tras estallar la pandemia de la Covid-19 en 2020.

El Instituto Nacional de Migración (INM) declinó hacer comentarios. En tanto, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) dijo en una declaración a Reuters que apoyaba un sistema migratorio humano con respeto a las leyes nacionales e internacionales y que estaba trabajando con Washington para abordar las causas de la migración. El Departamento de Estado estadounidense no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

A principios de este mes, la administración de Joe Biden comenzó a transportar a familias centroamericanas y mexicanas al sur de México para disuadir la migración, reanudando una práctica común durante la gestión de su predecesor Donald Trump.

 

ADIÓS A LA SOBERANÍA

Las detenciones de migrantes indocumentados en la frontera sur de Estados Unidos con México aumentaron en 2021, acumulando presión sobre Biden y, con ella, sobre el gobierno mexicano para detener el flujo, a pesar de que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, al menos en el discurso, ha exigido “respeto” a la soberanía y negado su papel de policía migratoria de los gringos.

Las detenciones de migrantes en la frontera entre México y Estados Unidos han vuelto a romper récords en julio y han alcanzado los niveles más altos desde el año 2000.

Las autoridades fronterizas han registrado 212.672 migrantes detenidos durante el último mes, un 12% más que en junio, de acuerdo con los datos difundidos por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés).

La semana pasada, altos funcionarios de ambos países se reunieron en Ciudad de México para estudiar los datos sobre la migración irregular y plantear estrategias para desalentarlo.

Siguenos

Twitter

Encuesta

El cuadro de Francisco I. Madero que intervinieron las inconformes que tienen tomadas las instalaciones de la CNDH, ¿a usted?

Suscribase a nuestro boletín

reciba las noticias más relevantes

Redes Sociales / Boletín de Noticias

Search