Nacional

Protestar, la única salida que les ha quedado a padres con niños enfermos de cáncer para salvar la vida de sus pequeños

Redacción /Entérate México
Ciudad de México, 7 de julio de 2020
III, concluye

 

Las protestas públicas de padres de familia con niños enfermos de cáncer cuyas vidas se ponen en riesgo por la falta de medicamentos oncológicos en hospitales públicos, se han vuelto un paisaje común en decenas de ciudades del país, lo mismo en la Ciudad de México, que en Sonora, en Zacatecas, Durango, Veracruz, Tabasco y Jalisco.

En la capital del país es en donde las manifestaciones han logrado mayor impacto en la opinión pública, pues además de bloqueos en avenidas importantes y en el aeropuerto internacional “Benito Juárez”, se han realizado plantones a las puertas de hospitales y una huelga de hambre en la Secretaría de Salud.

La protesta de las familias con niños de cáncer comenzaron en septiembre del año pasado, durante la administración de Enrique Peña Nieto, pero se recrudecieron en agosto de 2019, con manifestaciones públicas  en los cruceros cercanos al Hospital 20 de Noviembre del ISSSTE.

A pesar de diversas reuniones con las autoridades y ofrecimientos incluso de la Secretaría de Gobernación, el desabasto de medicamentos no ha sido atendido de forma definitiva.

Ante las protestas, la Cofepris dio a conocer que el desbasto de metotrexato, medicamento para el tratamiento contra algunos tipos de cáncer, se generó a partir del cierre de la farmacéutica PISA.

"La farmacéutica PISA que manufactura y comercializa el metotrexato, presenta cierre en sus instalaciones de la Ciudad de México, debido a inconsistencias en sus procesos de producción", se lee en un comunicado emitido la noche del 27 de agosto. Algunos padres como Alejandro Barbosa, de la organización Narices Rojas AC, sostienen que la empresa fue cerrada sin que las autoridades tuvieran antes, una alternativa para las medicinas que la misma fabricaba y comercializaba.

El 11 de febrero pasado, durante la conferencia de prensa diaria en Palacio Nacional, el subsecretario de Salud, Hugo López Gatell, señaló que el desabasto en medicamentos no es por falta de presupuesto, sino por intermediarios, y reveló que de 2013 a 2018 se utilizaron recursos hasta por 257 mil millones de pesos para comprar insumos médicos a unas cuantas empresas distribuidoras.

El funcionario federal señaló que los intermediarios en el sector salud “perturban relaciones sociales entre proveedores privados y el sector público como comprador mayoritario en los insumos de salud”.

Aseguró que los distribuidores controlaban el mercado porque tenían cartas de exclusividad con un amplio conjunto de proveedores y éste gobierno ha decidido comprar a fabricantes, “a laboratorios titulares, dueños de los registros sanitarios y no necesitamos intermediarios ni condicionamientos comerciales porque tenemos un diálogo directo con empresas farmacéuticas”.

De hecho, el gobierno federal implementó un programa de “compra consolidada” a partir de abril de 2019 que según López Gatell “ha permitido tener mejores productos”, así como se ha acudido a compras en el extranjero, aunque refirió un desabasto mundial de componentes y de medicinas oncológicas, que agrava la situación.

 

El 28 de enero se informó que Seis estados rechazaron compras consolidadas de medicamentos. Se trata de Aguascalientes, Guanajuato, Morelos, Nuevo León, Tamaulipas y Jalisco. Esas entidades no firmaron el convenio para que la Secretaría de Hacienda realice compras consolidadas de medicamentos, por lo que esas entidades serán “los responsables absolutos del abasto y calidad de los fármacos”, advirtió la Secretaría de Salud.

 

Sin embargo, incluso en entidades donde el suministro corre a cargo del gobierno federal, las protestas no se han hecho esperar. El pasado 25 de mayo, en plena cuarentena, madres y padres de niños con cáncer volvieron a denunciar el desabasto de medicamentos para el tratamiento de sus hijos en los hospitales públicos del país, el cual atañe el peligro de dejar consecuencias irreversibles en los pequeños.

En rueda de prensa virtual, exigieron al gobierno de Andrés Manuel López Obrador atender sus demandas y garantizar el derecho a la vida y la salud de los niños que padecen algún tipo de cáncer. Advirtieron que la crisis sanitaria por el nuevo coronavirus ha sido un pretexto para que las autoridades federales hagan caso omiso de sus reclamos.

Luego que varios de ellos habían tomado la voz, varios usuarios anónimos que de alguna forma tuvieron acceso a la reunión virtual comenzaron a insultar y confrontar a los padres de familia, por lo que la conferencia tuvo que ser interrumpida.

Dos días después, con la consigna de que "Si la pandemia no los va a matar, los matará el desabasto", papás de menores enfermos marcharon de nuevo en la CDMX, y acordaron iniciar una huelga de hambre. El 29 de mayo tras llegar a un acuerdo con la dependencia. Les aseguraron que el 6 de junio se recibiría un cargamento con 15,574 cajas de ciclofosfamida, fluorouracilo, vincristina y oxaliplatino.

Además, les aseguraron que se revisó el proceso de adquisición de todos los medicamentos oncológicos para “garantizar el suministro el resto del año”. Sin embargo, aseguran, los medicamentos siguen sin llegar a los hospitales.

Los papás, provenientes de distintos hospitales del país, acusaron que el desabasto de más de 10 medicamentos para los más de 800 menores del hospital infantil ubicado en la CDMX, comenzó desde marzo pasado. “Si la pandemia no los va a matar, los matará el desabasto de medicamentos", indicaron.

 

INTERMINABLES PROTESTAS

Apenas el pasado 29 de junio, padres y madres de familia se manifestaron frente a Palacio de Gobierno de Aguascalientes para exigir que no se repita el desabasto de medicamentos que ese mes no les fueron suministrados a sus hijos para el tratamiento contra el cáncer, tanto a pacientes del Hospital Hidalgo y del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), manifestó la señora Angélica Rangel, mamá derechohabiente.

El 30 de junio, padres de familia de Hermosillo aseguraron que continúa el desabasto de medicamentos oncológicos-pediátricos y tratamientos de quimioterapias, en el Hospital General Regional número Uno del Instituto Mexicano del Seguro Social en Ciudad Obregón. Una de las madres manifestantes, comentó que a pesar de que las autoridades de la Secretaría de Salud se habían comprometido a abastecer de tratamientos médicos, el problema persiste y afecta más de 30 niños, por lo que exige una solución lo antes posible para la mejoría de los menores.

“La situación para los niños con cáncer es grave y compleja, no es solo la falta de medicamentos en algunos hospitales focalizados como lo dijo López Gatell, es un problema de desabasto nacional”, señaló Israel Rivas, vocero de los padres de niños con cáncer.

Rivas sostiene que tan sólo esta semana ha recibido mensajes de Chiapas, en donde le han comunicado que los niños fueron rechazados para obtener la quimioterapia por falta de medicamentos, y pidió a las autoridades reconocer el problema pues afirma que en Ciudad Obregón, el propio delegado de Salud les dijo a los padres que la falta de medicamento no es cuestión de dinero, sino de proveedores, por lo que les pidió conseguirlos.

Afirmó que en Latinoamérica sí hay medicamentos oncológicos, por lo que no se puede hablar de un desabasto mundial, "es una mentira que duele”, por lo que anunció que seguirán con la ruta legal, la ruta de los amparos, a través de la cual se pueden obtener los tratamientos.

Y aunque afirmó que los padres sienten temor para ejercer los derechos de sus hijos, les invitó a empoderarse y defenderlos pues sino son ellos nadie lo hará, por lo que invitó a los afectados a unirse a través de la página “Movimiento Nacional por la Salud”, una plataforma de apoyo y denuncia ante la falta de tratamientos médicos.

 

 

Siguenos

Twitter

Encuesta

El cuadro de Francisco I. Madero que intervinieron las inconformes que tienen tomadas las instalaciones de la CNDH, ¿a usted?

Suscribase a nuestro boletín

reciba las noticias más relevantes

Redes Sociales / Boletín de Noticias

Search