Nacional

Ex recluso acusado de narco burla la vigilancia en Palacio Nacional y susurra algo al presidente; López Obrador lo escucha atento y las redes sociales acusan: mensaje o montaje

Redacción /Entérate México
Ciudad de México, 1 de marzo de 2021

 

Un hombre y no cualquiera, un ex reo por delitos de narcotráfico, violó la seguridad en Palacio Nacional y se plantó ante el presidente Andrés Manuel López Obrador en plena conferencia “mañanera”, en un acto que generó toda clase de comentarios, críticas, especulaciones, acusaciones de montaje y preocupación.

El hombre, identificado como José Luis, de 31 años de edad, se subió al estrado desde donde López Obrador encabeza sus reuniones diarias con la prensa y se le acercó para hablar con él en voz baja mientras miembros del cuerpo de seguridad del mandatario intentaron retirarlo.

Sin embargo, López Obrador controló la situación y por espacio de unos 15 segundos escuchó al personaje que tenía corte militar y un cubrebocas mal acomodado, quien primero le susurró algo al oído y después, ya guardando una cierta distancia, todavía mínima, siguió hablándole. En el podio, hablaba el procurador de la Defensa del Consumidor, quien aunque se dio cuenta del hecho, no suspendió su alocución.

Las redes sociales explotaron. Hubo quienes dijeron que el personaje fue a llevar un mensaje, otros que fue un montaje al estilo que recomiendan los publicistas cubanos.

 

 

Momentos después, la directora de Atención Ciudadana de la Presidencia, Leticia Ramírez Amaya, informó que el sujeto, identificado como José Luis de 31 años de edad, ingresó dos años a la cárcel luego que se “le plantaran droga”, por lo que pedía ayuda al mandatario para reintegrarse a la sociedad; el hombre aseguró que en el proceso no obtuvo apoyo de ningún abogado.

 

 

Este sería el más reciente acontecimiento el cual, aunado a otros más suscitados el fin de semana durante su gira por Querétaro y Zacatecas, ponen en duda la efectividad del sistema de seguridad con el que cuenta el presidente de la república, conformado por civiles, mejor conocidos como “Siervos de la nación”.

De acuerdo al portal Infobae.com, el pasado viernes 26 de febrero, el presidente arribó a Querétaro para encabezar la inauguración del Hospital General del Estado, en cuyas afueras, sobre la avenida prolongación Ignacio-Zaragoza, se reflejaban la división de la opinión pública que ocasionó su visita: Por un lado, simpatizantes civiles y políticos lo recibieron con aplausos y dando la bienvenida a su estado.

Sin embargo, al otro lado de la acera, integrantes del Frente Nacional Anti-AMLO (FRENAA) reprocharon con lonas y pancartas la llegada del mandatario y exigían que se retirara del estado. Asimismo, un grupo de mujeres se manifestaron en contra de López Obrador por defender la candidatura por Guerrero de Félix Salgado Macedonio, senador acusado de al menos 4 crímenes sexuales: “¡López Obrador defiende violadores!”, entonaban las jóvenes.

El domingo 28 de febrero, durante el aterrizaje del vuelo comercial que lo transportaba de Guadalajara la Ciudad de México, López Obrador recibió insultos por parte de un grupo reducido de personas quienes gritaban repetidamente “¡Que chingue su madre el peje!”, sin embargo, no se observó reacción alguna por parte del mandatario.

Cuestionado por este incidente en la conferencia matutina, AMLO aseguró que “son gajes del oficio” y declaró que, debido al oficio que ejerce, suele recibir muchos insultos, sin embargo “me eligieron para eso, para encabezar un movimiento de transformación. Así como hay personas inconformes, hay muchos otros que están conformes”.

 

Siguenos

Twitter

Encuesta

El cuadro de Francisco I. Madero que intervinieron las inconformes que tienen tomadas las instalaciones de la CNDH, ¿a usted?

Suscribase a nuestro boletín

reciba las noticias más relevantes

Redes Sociales / Boletín de Noticias

Search