Nacional

Estaban metidos hasta la cocina de Palacio Nacional los dos personajes acusados de operar para la mafia rumana; se paseaban en actos importantes del presidente López Obrador “como Juan por su casa”

Redacción /Entérate México
Ciudad de México, 11 de febrero de 2021

 

Israel López Salazar y Luis Miguel Zetina Barriga, los dos personajes que presumían una relación cercana con políticos mexicanos para hacer negocios con la mafia rumana que opera en Cancún, estaban metidos hasta la cocina en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Evidencias gráficas del diario Mileno indican que ambos estuvieron en actos importantes de la actual administración, incluso en la toma de protesta de López Obrador y en la comida que posteriormente se ofreció a los invitados especiales en el salón de Tesorería del Palacio Nacional.

Los dos personajes, a los que reportes de inteligencia vinculan con René Bejarano, el polémico ex secretario particular del hoy presidente en la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, presumían en sus redes sociales fotografías con empresarios, líderes de partido y funcionarios públicos en diversos eventos, incluso, en la cena de compra de cachitos del avión por parte de la Iniciativa Privada.

“En un video, López Salazar y Zetina Barriga caminan el 1 de diciembre de 2018 por uno de los pasillos de Palacio Nacional, detrás del Presidente y su esposa, Beatriz Gutiérrez Müller, con dirección al Salón Tesorería. A la altura de los murales de Diego Rivera, Luis Miguel, quien graba la escena, recibe la orden de Israel de tomarlo más cerca del Presidente, y acelera el paso intentando acercarse a él, quien iba apenas unos metros adelante tomado de la mano de su esposa. Sin embargo, en ese momento dos integrantes de la Ayudantía se colocan justo frente a estos personajes para distanciarlos del Presidente, con lo que Luis Miguel detiene la grabación”, reporta el matutino.

 

 

En Instagram, López Salazar presume otras más en las que posa con chaleco con logo de Nueva Esperanza y junto a René Bejarano en Puerto Morelos, municipio donde las autoridades quintanarroenses ubican a Florián Tudor El Tiburón, presunto líder de la mafia rumana

Según las indagatorias, con estas fotografías se vendieron ante la mafia rumana como operadores de políticos influyentes que podían darles protección en sus negocios de tráfico de personas, así como falsificación o fraude con tarjetas de crédito.

Bejarano se deslindó de estos dos personajes cuyas cuentas bancarias fueron congeladas por la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda, como lo hizo en su momento con Carlos Ahumada. Aquella ocasión dijo que las grabaciones en donde aparece recibiendo del empresario argentino “era un complot contra Andrés Manuel” y ahora dice que los dos empresarios ligados a la mafia rumana “traicionaron su confianza”.

El reportaje completo en este link de Milenio: https://www.milenio.com/policia/operadores-mafia-rumana-charoleaban-fotos-4t

Siguenos

Twitter

Encuesta

El cuadro de Francisco I. Madero que intervinieron las inconformes que tienen tomadas las instalaciones de la CNDH, ¿a usted?

Suscribase a nuestro boletín

reciba las noticias más relevantes

Redes Sociales / Boletín de Noticias

Search