Nacional

AMLO ondea la bandera de un trasnochado nacionalismo en la cara de Joe Biden; le dice al nuevo presidente de EEUU que el tema energético “no está en el TMEC” y que México tomará “decisiones soberanas”

Redacción /Entérate México
Ciudad de México, 21 de enero de 2021

 

El presidente Andrés Manuel López Obrador mantuvo hoy su posición de “defensa de la soberanía nacional” que anticipa un desencuentro con el nuevo gobierno de Estados Unidos.

Aunque ha expresado que “se van a quedar con las ganas” los que ven el escenario del conflicto inminente, reiteró que está dispuesto a emprender una guerra política con el vecino del norte en temas sensibles como el de las inversiones en materia de energía.

A seis meses de que entrara en vigor el Tratado de Comercio entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), el mandatario aseguró hoy desde Palacio Nacional que cuando se aprobó ese acuerdo “nosotros procuramos que el tema energético del petróleo no quedara incluido”.

Dijo que incluso se rompieron las pláticas, hubieron presiones, pero una semana después, cuando se le consultó al presidente Donald Trump “él estuvo de acuerdo en nuestra propuesta”.

 

 

Agregó que es “un párrafo o dos” en el documento que firmaron los tres países, en donde se establece que México puede tomar decisiones soberanas en esta materia.

“Es más, nosotros no íbamos a aceptar el tratado si quedaba el capítulo como originalmente estaba acordado”, expuso y anunció que “cuando convenga” dará a conocer el documento que fue cambiado, asegura, y que le permitiría a México privilegiar los apoyos a Pemex y a CFE por encima de las inversiones privadas nacionales y extranjeras que impulsa el T-MEC.

Expresó que necesita respaldar a CFE y a Petróleos Mexicanos para que no haya aumentos de precios en la electricidad y en las gasolinas, dijo que los neoliberales tuvieron demasiado tiempo como para demostrar que era mejor la política privatizadora.

Recalcó que con “la política de antes” no se beneficiaron los consumidores y que si quieren más, “que me digan de qué quieren su nieve”.

No obstante, su posicionamiento, López Obrador consideró que “con nosotros no va a haber ningún problema; él lo sabe” porque “todo está muy claro”.

Sin embargo, dijo que no es urgente que sostenga una llamada con su homólogo estadounidense Joe Biden porque ya dialogaron hace un mes, el 19 de diciembre.

“Ya hablamos, tuvimos una buena conversación desde Valladolid y tocamos todos los temas, y ya se estableció la comunicación, con los servidores públicos del gobierno de Estados Unidos y de México, están enlazados y trabajando de manera conjunta”, expuso al rechazar las formas diplomáticas acostumbradas en el caso de la llegada de un nuevo presidente en una nación con la que tenemos no sólo vecindad, sino intereses comunes.

“No hay nada que sea urgente pues, lo que él plantea coincide con lo que nosotros estamos haciendo, lo vemos bien, ahora si hay necesidad de hablar por teléfono lo hacemos, pero no es urgente. No hace falta, le deseamos lo mejor y con nosotros no habrá problema, él lo sabe y nosotros sabemos que no tendremos ningún problema con su gobierno, todo está muy claro, habrá respeto mutuo, respeto a la soberanía”, manifestó.

 

LACÓNICO Y AHORA, BRAVUCÓN

Sobre el tema de la frontera, López Obrador lanzó un lacónico “es muy bueno” para referirse a que su homólogo estadounidense Joe Biden anunció que ya no se construirá el muro fronterizo entre ambos países.

Sin embargo, dio a conocer que otros mandatarios como Bill Clinton, George Bush, Barack Obama y Donald Trump construyeron varios cientos de kilómetros de esa frontera física.

“Es muy bueno (que se detenga la construcción del muro), porque yo les comentaba que todos los presidentes hacían su pedazo, su trecho de muro, era así, todos, demócratas y republicanos”, expresó en el mismo tono que denota sus ganas de confrontación.

A pesar del duro tono de Trump hacia los migrantes, López Obrador intentó mantener una buena relación con el presidente estadounidense y tardó más de un mes en reconocer la victoria de Biden.

En 2019, México militarizó la frontera con Guatemala para frenar la llegada de caravanas de migrantes centroamericanos luego de que Trump amenazara con imponer aranceles a las exportaciones mexicanas.

No obstante, López Obrador sostuvo el miércoles que “fue buena la relación” con Trump, que “fueron pocos los desencuentros” y lamentó no haber podido despedirse de él.

 

Siguenos

Twitter

Encuesta

El cuadro de Francisco I. Madero que intervinieron las inconformes que tienen tomadas las instalaciones de la CNDH, ¿a usted?

Suscribase a nuestro boletín

reciba las noticias más relevantes

Redes Sociales / Boletín de Noticias

Search