Nacional

Baby Brazy, el caso del joven brasileño que soñaba con ser estrella de la música pero terminó en una cárcel de Sonora acusado de secuestro; su familia denuncia irregularidades y violaciones de derechos humanos

Redacción /Entérate México
Ciudad de México, 12 de enero de 2021

 

Un joven brasileño se encuentra preso en una cárcel de Sonora desde 2020; las autoridades lo incriminan como miembro de una banda de secuestradores, pero su familia asegura que su delito consiste sólo en estar en el lugar equivocado el día en que la Fiscalía local detuvo a una banda de delincuentes.

La periodista Peniley Ramírez, en el diario El Universal, abordó el caso de Rodrigo Araujo Telles, quien antes de ser detenido soñaba con convertirse en una estrella de música urbana y que en sus redes sociales tenía videos como “Baby Brazy”.

La periodista narró en un artículo el 18 de diciembre pasado, que el 13 de febrero de 2020, Araujo Telles estaba en un hotel de Hermosillo en compañía de dos amigos porque pensaban grabar un videoclip, según la versión de su padre.

En el sitio, hubo una redada y al joven de 27 años de edad y a sus amigos, se los llevaron preso, acusado de secuestro exprés, con el alegato de que lo habían atrapado in fraganti.

La noticia se difundió en medios locales y a pesar de que se identificó desde un principio su nacionalidad brasileña, estuvo incomunicado cuatro días, dice haber sido torturado y no recibió apoyo del consulado de su país, como se obliga en esos casos.

El padre del detenido, Luis Telles, dueño de un restaurante que tuvo que vender en San Luis Potosí, para sufragar los gastos legales, asegura que a su hijo, “le pusieron una bolsa de plástico en la cabeza de mi hijo, le dieron una patada en la barbilla, robaron su auto, uno de los ministeriales apuntó con una pistola a su cabeza para que les diera el NIP de su tarjeta, robaron el dinero que tenía, sus documentos”.

Peniley Ramírez destaca en su reporte que el detenido por medio de sus abogados ha solicitado amparos por las alegadas irregularidades en la detención, pero en tres ocasiones, la más reciente en diciembre, los jueces federales se lo han negado.

 

Un brasileño entre los detenidos por secuestro de menores en Hermosillo

 

La Comisión Estatal de Derechos Humanos también determinó que no hubo violaciones a los derechos humanos de Rodrigo durante la detención, aunque el secretario del juez de amparo certificó que si existieron atropellos “pero aún así el juez negó el amparo”, dijo a enteratemexico.com el señor Telles.

La defensa de Rodrigo busca ahora que la intermediación del consulado brasileño ayude a esclarecer el caso y demostrar que, como sucedió hace 15 años con el caso de la ciudadana francesa Florence Cassez, Rodrigo Araujo no tuvo una posibilidad real de defenderse o combatir otro hecho notorio, que apunta su defensa: las autoridades locales se excedieron en el plazo para dictaminar una detención y no han demostrado, según la familia, ninguna implicación del joven en algún secuestro.

 

Siguenos

Twitter

Encuesta

El cuadro de Francisco I. Madero que intervinieron las inconformes que tienen tomadas las instalaciones de la CNDH, ¿a usted?

Suscribase a nuestro boletín

reciba las noticias más relevantes

Redes Sociales / Boletín de Noticias

Search