Nacional

Ignora Morena discurso presidencial de austeridad: compra edificio por 600 millones de pesos para albergar cómodamente a su dirigencia

Redacción /Entérate México
Ciudad de México, 28 de agosto de 2020

 

En tiempos de austeridad y de un gobierno que ha hecho de la lucha contra el despilfarro y los lujos comunes en la administración pública su principal lucha, la nota del día son por un lado la millonaria compra del edificio que albergará la sede nacional del Partido Morena, y la remodelación de sus oficinas, ordenada por el secretario de Educación Pública.

En el primer caso, estamos hablando de que con el financiamiento público que recibe, el partido en el gobierno ha adquirido un predio cercano a la residencia del presidente Andrés Manuel López Obrador, que va va a costar 600 millones de pesos.

El edificio se ubica en la avenida 20 de noviembre 195, en el corazón de la Ciudad de México y releva al de Hamburgo 64, colonia Juárez, que había sido elegido durante la dirigencia de Yeidkol Polevnsky, que tendría un costo de 215 millones de pesos.

El tamaño del inmueble ubicado a unas cuadras del Palacio Nacional y de la jefatura de Gobierno de la CDMX, también es superior al de Hamburgo. De acuerdo al periódico El Heraldo de México, el primero se ubica sobre un terreno de mil 591 metros cuadrados y cuenta con 14 mil metros cuadrados de construcción; el segundo sobre uno de mil 39 metros cuadrados, con cinco mil 243 metros cuadrados de construcción, de acuerdo con el sitio web propiedades.com y con el Sistema Abierto de Información Geográfica de la CDMX.

Yeidckol Polevnsky, secretaria general de Morena, denunció que Ramírez Cuéllar sólo catafixió el edificio de Hamburgo 64 por el de 20 de Noviembre. Agregó que el partido va a pagar más por una propiedad con serios problemas de acceso.

“Se lo están ofreciendo los mismos dueños de Hamburgo, pero costará tres veces más, sin contar con que el tráfico en el Centro es un verdadero problema. Yo no sé cómo se va a llegar a esas oficinas”, indicó a los autores del reportaje.

Ramírez Cuéllar justificó su decisión porque, dijo, en la sede que escogió cabrán todas las áreas. “Es un edificio más grande, ahí se van a integrar absolutamente todas las secretarías; el edificio de Hamburgo tenía serios problemas de inundación y se consideró que era mucho mejor trasladarse a 20 de Noviembre. Es más caro, pero tres veces más grande”, afirmó.

Agregó que sigue en proceso de negociación con los dueños de ambos edificios para que acepten el cambio sin cobrar penalización. También afirmó que se quedarán con otro inmueble adquirido por Polevnsky —en Liverpool 3, colonia Juárez— para instalar la sede del Comité Directivo Estatal en la CDMX.

Morena iba a comprar con dinero público otros edificios en Guanajuato y Aguascalientes pero esos contrartos se cancelaron porque las propiedades no estaban libres de gravamen, dijo Ramírez Cuéllar.

Según fuentes oficiales, Morena recibe mil 700 millones de pesos de financiamiento público durante 2020, una cifra superior en 74 millones de pesos a la que recibió en 2018, año de la elección presidencial, lo que significa que en dos años, ese partido ha obtenido alrededor de 3 mil 400 millones de pesos de dinero de todos los mexicanos para el financiamiento de sus actividades.

 

 

“ES UN LUJO, PERO CREO QUE LO VALGO”

La oficina del secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma Barragán, será renovada. El proyecto incluye erogar un millón 411 mil pesos para comprar escritorios ejecutivos de finas maderas, sillas y salas en piel, pantallas de 42 pulgadas LED, estufa maestra industrial, asador de carnes a carbón y a gas, horno de dos charolas para pan, refrigerador industrial y frigobares y hasta una fábrica de hielo.

El gobierno justifica que este gasto es necesario para “mejorar la imagen institucional de las oficinas adscritas al área del titular del ramo en el edificio sede, así como en las oficinas alternas de esa unidad, generar ahorros presupuestales para cubrir reuniones de trabajo o eventos que encabece utilizando mobiliario y equipo propiedad de la unidad”.

De acuerdo al diario El Universal, este gasto se justifica con el argumento que la SEP es una dependencia del Poder Ejecutivo Federal y “que desde hace algunos años no ha desarrollado proyectos de inversión para la adquisición de bienes inmuebles que permitan satisfacer sus necesidades para el desarrollo de sus actividades”.

La solicitud para la obtención de los recursos para estas compras recurre incluso a la ideologización de los argumentos para aplicar el presupuesto a esta remodelación. Entre otras cosas, se recuerda que “durante el periodo neoliberal el sistema de educación pública fue devastado por los gobiernos oligárquicos” y que la educación fue vista “como oportunidades de negocio para venderle al gobierno insumos educativos inservibles y a precio inflado”.

En ese sentido, en el documento de solicitud de los recursos dirigido a la Secretaría de Hacienda, se señala que luego de un inventario anual detectaron el deterioro o falta de algunos bienes muebles en las oficinas de esta unidad, algunos de los cuales incluso ya han sido reparados o rehabilitados para seguir utilizándolos, lo cual representa no solamente una modificación en su estructura, sino además un costo adicional en material y mano de obra que pudiera equipararse al costo de su adquisición o valor de inventario.

Siguenos

Twitter

Encuesta

El cuadro de Francisco I. Madero que intervinieron las inconformes que tienen tomadas las instalaciones de la CNDH, ¿a usted?

Suscribase a nuestro boletín

reciba las noticias más relevantes

Redes Sociales / Boletín de Noticias

Search