Nacional

Saludan las redes sociales decisión de revista Proceso de dejar de publicar artículos al más recalcitrante defensor de la 4T, John Ackerman

Redacción /Entérate México
Ciudad de México, 24 de agosto de 2020

 

Las redes sociales saludaron la decisión de la revista Proceso de despedir al académico John Ackerman, a quien amplios sectores identifican como poco profesional en sus análisis y posiciones públicas, al haberse convertido en un recalcitrante vocero del gobierno federal y de su esposa, la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval.

“Mi reconocimiento a los directivos de Proceso. Las empresas de medios tienen derecho de prescindir de los colaboradores que consideren sin que ello implique censura. Pero hay quienes se creen paladines de la libertad de prensa cuando los despiden”, dijo desde su cuenta de Twitter el periodista Marco Levario.

Agregó que John Ackerman y Fabrizio Mejía hablan de pluralidad y niegan la opinión de otros, “incluso les dicen sicarios o fachos y tonterías de ese calibre”. Con su decisión de prescindir de sus artículos, “Proceso abona a un intercambio público civilizado”.

 

 

El domingo, John Ackerman denunció en sus redes sociales que ya no colaborará con la revista Proceso, pero dijo que había sido “ajusticiado” pues su despido no fue por crisis financiera, sino por "intereses ideológicos y políticos".

Explicó que ofreció a la revista continuar de manera gratuita y solidaria con sus colaboraciones quincenales, sin embargo, destacó que este domingo, su nombre fue borrado de la lista de colaboradores.

En la misma red, recordó que durante las administraciones de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto fue excluido y eliminado de espacios en medios.

“La buena noticia es que ya me he acostumbrado a los cambios y no cejaré ni por un instante en apoyar la lucha del pueblo mexicano por la verdad, la democracia y la transformación social, independientemente de la trinchera donde me toque librar las próximas batallas”, escribió.

En respuesta el director de la revista, Jorge Carrasco, señaló que Proceso hace periodismo y que el proyecto político es de John Ackerman, asimismo le expresó que “tus declaraciones sobre el periodismo sicario no pueden ser compartidas por esta casa editorial”.

También desmintió que la revista tenga algún interés político y recalcó las molestias de Ackerman en relación a publicaciones que ha hecho la editorial en las que destaca el nombre del académico y el de su esposa, la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval.

Algunos internautas se volcaron contra el semanario y criticaron que mantenga en sus filas a personas “cercanas a la oposición” como Denise Dresser, Agustín Basave y Javier Sicilia.

Los internautas también recordaron que María Sherer, dueña del semanario Proceso ha mostrado su descontento con la Cuarta Transformación, e incluso forma parte de Latinus, medio de Carlos Loret de Mola.

El padre Alejandro Solalinde, escribió: ¡Qué lástima de revista Proceso, antes crítica e imparcial! Yo, hace 5 meses dejé de leerla. ¿Surgirá una revista confiable de izquierda? La salida de Ackerman es un signo inequívoco del declive de la que fue una de mis lecturas obligadas. Descanse en paz.

 

 

Siguenos

Twitter

Encuesta

El cuadro de Francisco I. Madero que intervinieron las inconformes que tienen tomadas las instalaciones de la CNDH, ¿a usted?

Suscribase a nuestro boletín

reciba las noticias más relevantes

Redes Sociales / Boletín de Noticias

Search