Nacional

Ricardo Anaya demanda a Lozoya por daño moral; pide que se investigue a fondo y afirma que la verdad está de su lado

Redacción /Entérate México
Ciudad de México, 20 de agosto de 2020

 

El ex candidato panista a la presidencia de la República, Ricardo Anaya, cumplió su advertencia y presentó una demanda contra Emilio Lozoya, ex titular de Petróleos Mexicanos (Pemex), por daño moral.

“Como lo anticipé, hoy inicié acciones legales ante el Poder Judicial Federal, a fin de demandar por daño moral a Emilio Lozoya.  Ahora soy yo quien está llevando el caso ante un juez, para que se investiguen los hechos y se valoren las pruebas. La verdad está de mi lado”, escribió Anaya en su cuenta de Twitter.

En su breve mensaje, adjuntó una imagen de la denuncia que fue recibida en la Fiscalía General de la República a las 9 horas con 19 minutos de este jueves.

Según la denuncia de Lozoya, filtrada ayer en redes sociales, Anaya recibió  6 millones 800 pesos como soborno. Emilio Lozoya afirma en el documento de denuncia que entregó al panista dicha cifra en agosto de 2014 a través de un intermediario, un militar del Estado Mayor que fungía como su jefe de escoltas, quien a su vez dio el dinero a un enlace designado por Anaya.

 

 

Los 6 millones 800 mil pesos, cantidad ordenada supuestamente por Luis Videgaray ,fueron entregados a Ricardo Anaya en las propias instalaciones de la Cámara de Diputados. El ex director de Pemex afirma que en posterior reunión con Anaya, él le confesó su deseo de ser gobernador de Querétaro, y que odiaba a su contricante, el senador Francisco Domínguez, por corrupto, aunque pidió apoyo para llegar a la gobernatura.

Lozoya afirma en su denuncia que tras la entrega del dinero, el propio ex candidato presidencial del PAN en 2018 confirmó a Videgaray que lo recibió.

La demanda de Emilio Lozoya por actos de corrupción en los gobiernos de Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón prometía un terremoto político y, por ahora, el movimiento telúrico llegó a todos los rincones de la vida política mexicana.

 

LOZOYA: LODO CON VENTILADOR

En la denuncia de Lozoya, que fue filtrada ayer en redes sociales y que el presidente López Obrador pidió a los mexicanos leer, tres ex presidentes, cuatro ex secretarios de Estado, ocho ex senadores, un presidente de la Cámara de Diputados, un presidente del Senado, un ex gobernador y tres gobernadores actuales, al menos cinco ex funcionarios, cuatro empresarios e incluso una periodista y un medio de comunicación, fueron involucrados en diversos niveles por el ex director de Pemex.

Algunos de ellos se han deslindado de las acusaciones. Otros acusan de persecución a la administración actual, encabezada por Andrés Manuel López Obrador. Unos más clasifican todo como un “circo mediático” o “una telenovela”. Pero este es el primer paso de Lozoya para intentar darle a la Fiscalía mexicana (FGR) los elementos suficientes para reducir su propio castigo, agobiado por los delitos que le imputan a él y a su familia.

Los demandados del perfil más alto son los presidentes Peña Nieto (2012-2018), Calderón (2006-2012), los dos antecesores de López Obrador, y Carlos Salinas de Gortari (1988-1994). Se le suman tres ministros que ocuparon distintas carteras en los dos sexenios pasados: Luis Videgaray, José Antonio Meade Kuribreña y Ernesto Cordero.

A los ex presidentes se les señala de diversos delitos, desde coordinar y ordenar sobornos, como Peña Nieto, hasta delinear la llegada indirecta de Odebrecht a México con acuerdos y contratos a modo, como Calderón. Incluso de cabildear en favor de sus hijos, como Salinas.

Meade Kuribreña, el supuesto estratega del arribo de Etileno XXI, fungió como secretario de diferentes carteras en ambas administraciones (Peña y Calderón) y como candidato presidencial en 2018. Cordero, además participó primero como funcionario del gabinete calderonista y luego como presidente del Senado.

A Cordero se le suman como entonces senadores del PAN (Partido Acción Nacional): Javier García Cabeza de Vaca, Francisco Domínguez Servién, Salvador Vega Casillas, Jorge Luis Lavalle Maury y Roberto Gil Zuarth. Por el PRI (Partido Revolucionario Institucional), aparece David Penchyna Grub y por el PRD (Partido de la Revolución Democrática) lo hace Miguel Barbosa.

Tanto Domínguez Servién como García Cabeza de Vaca y Barbosa son actualmente gobernadores (Querétaro, Tamaulipas y Puebla respectivamente). Todos los legisladores mencionados habrían recibido sobornos, según el dicho de Lozoya, para aprobar las reformas estructurales entre 2013 y 2014 propuestas por Peña Nieto.

En este esquema habría participado también Ricardo Anaya, entonces presidente de la Cámara de Diputados, quien también sería candidato presidencial en 2018 con el PAN. En la demanda, Javier Duarte, ex gobernador de Veracruz que cumple tiempo en prisión, tiene una aparición pasajera.

También aparecen José Antonio González Anaya, ex consejero de Pemex; Carlos Treviño Medina, ex funcionario de Hacienda; Rafael Caraveo, funcionario del PAN; David López Gutiérrez, coordinador de Comunicación Social por 10 años con Peña Nieto; Norberto Gallardo, jefe de escoltas de Lozoya; y Luis Vega Aguilar, secretario de Finanzas del PRI.

Además es mencionado Enrique Martínez y Martínez, quien fuera titular (2012-2015) de la entonces Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación; pues según la denuncia de Lozoya Austin, este funcionario tenía interés en que fuera concretada la compra de la planta Agronitrogenados.

Siguenos

Twitter

Encuesta

El cuadro de Francisco I. Madero que intervinieron las inconformes que tienen tomadas las instalaciones de la CNDH, ¿a usted?
ANUNCO DERECHA 2

Suscribase a nuestro boletín

reciba las noticias más relevantes

Redes Sociales / Boletín de Noticias

Search