Nacional

Laboratorios mexicanos exigen que medicinas compradas en el extranjero cuenten con los registros sanitarios de la Cofepris, para salvaguardar la salud de los mexicanos

Redacción /Entérate México
Ciudad de México, 16 de agosto de 2020

 

La Asociación Mexicana de Laboratorios Farmacéuticos (Amelaf) advirtió que los medicamentos que compre el gobierno federal en el extranjero, deben ser avalados por la Comisión Federal contra la Protección de Riesgos Sanitarios (Cofepris) porque si no cumplen la custodia regulatoria, “pueden no curar”.

La agrupación que representa a más de 70 plantas de la industria farmacéutica nacional, demandó que las medicinas importadas cumplan con el registro y autorización sanitaria de la autoridad nacional.

“Amelaf reconoce a COFEPRIS como una gran institución que mucho le ha costado al país, la reconoce como una dependencia de gobierno que tiene reconocimiento internacional, la que ha formado a un gran equipo de trabajo y la respetamos porque se ha consolidado por sus resultados al igual que la industria farmacéutica del país, gracias a sus enérgicas medidas de supervisión”, plantean los laboratorios.

Advierten que el convenio que recientemente firmó el Gobierno de México, con la ONU, para la compra de medicamentos en el mundo, “representa para la industria farmacéutica nacional, un enorme compromiso, ya que significa, la adquisición de fármacos, que vendrán a aliviar y curar, pero si estos se hacen incumpliendo la custodia regulatoria, estos medicamentos pueden no curar”.

Amelaf, demanda ante la pronta llegada de fármacos de varias partes del mundo, que estos cumplan con los mismos estándares, que COFEPRIS le exige a la industria nacional, en razón de que son acciones que buscan proteger la salud de los mexicanos, por lo que se deben de cumplir con lo establecido en las leyes sanitarias.

Por tal motivo, los laboratorios mexicanos exigen que la COFEPRIS, sea garante sanitario de todos los medicamentos que adquiera UNOPS; y que todos los medicamentos, deberán de contar con registro y autorización sanitaria por COFEPRIS y deben de presentar la documentación que garantice su calidad, seguridad y eficacia.

Plantean también que se debe acreditar ante COFEPRIS, un plan que consiste en manejo de riesgos, derivados del uso de medicamentos, y que el etiquetado debe de venir en español, como lo exige la regulación mexicana.

“No menos importante es la realización de pruebas en pacientes mexicanos, a fin de garantizar que el fármaco alcance el efecto deseado, ya que la variabilidad étnica, puede tener efectos no previstos”, advierten.

También se debe comprobar que los medicamentos fabricados en plantas del extranjero, cumplan con las buenas prácticas en los procesos que se llevan a cabo, cumpliendo así con los mismos estándares que COFEPRIS les exige a las plantas nacionales.

Amelaf pide cumplir con todas estas responsabilidades sanitarias, medidas a las que la industria farmacéutica nacional se compromete a cumplirlas, para no poner en riesgo la salud y la vida de los mexicanos.

Siguenos

Twitter

Encuesta

El cuadro de Francisco I. Madero que intervinieron las inconformes que tienen tomadas las instalaciones de la CNDH, ¿a usted?

Suscribase a nuestro boletín

reciba las noticias más relevantes

Redes Sociales / Boletín de Noticias

Search