Nacional

Las compras de insumo en China para combatir el covid19, “secreto de Estado”: ninguna dependencia dice tener información sobre el gasto y la distribución del material

Redacción /Entérate México
Ciudad de México, 16 de agosto de 2020

 

En los últimos cuatro meses, el gobierno de México ha comprado en China equipo médico y material sanitario para los trabajadores del Sector Salud, pero ninguna dependencia federal, ni el IMSS, ni la Secretaría de Salud, ni el Instituto de Salud para el Bienestar tienen información en sus portales de transparencia para conocer cuánto es lo invertido y la forma en que el material ha sido distribuido en todo el país.

El portal cuestione.com revela que el gobierno federal, amparado en el decreto presidencial del pasado 27 de marzo, permite realizar estas compras de emergencia sin pasar por todos los procesos normales que se exigen en la administración pública.

“Es decir, por orden del presidente, estas compras ya no se informan”, destaca el portal.

Lo que la opinión pública sabe es que el 9 de abril pasado, el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, anunció que México estableció un puente aéreo con China para que envíe dos o cuatro vuelos por semana con equipo médico, con una compra por 56.6 millones de dolares, alrededor de mil 232 millones de pesos.

Sin embargo, el destino de lo adquirido, así como los precios pagados por el gobierno, se desconocen porque ninguna dependencia tiene información al respecto.

“Cinco dependencias han estado involucradas en la importación y distribución de estos insumos: las secretarías de Salud, Relaciones Exteriores y la Defensa Nacional, el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) y el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Y, sin embargo, ni una sabe qué ha pasado con los millones de insumos médicos traídos para el personal de salud en la primera línea de batalla contra la COVID-19, de acuerdo con varias solicitudes de información hechas por Cuestione”, plantea el reporte.

“El misionero de paz”, un Boeing Dreamliner 787 de Aeroméxico, ha viajado tantas veces a China para traer insumos médicos a nuestro país y hacer frente a la COVID-19, que ha recorrido la misma distancia que hay entre la tierra y la Luna de ida y vuelta.

En total, “El misionero de paz” recorrió más de 622 mil kilómetros en 25 vuelos redondos de México a China.  Se supone que trajo 16 millones de cubrebocas, 1 millón 500 mil máscaras KN95; 1,000 ventiladores; medio millón de caretas; 2,000 termómetros infrarrojos; 300 mil pruebas PCR para detección de la COVID-19, entre una larga lista de insumos médicos.

“Nos mostraron el aterrizaje y las cajas, pero ahora nos dicen que ninguna dependencia consultada sabe cómo se han distribuido, ni cuánto han costado”, plantea Cuestione.

“Esto, a pesar de que la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública establece que toda la información pública de las dependencias del gobierno deberá ser entregada por el interés público que representa, ya que todo esto se financió con nuestros impuestos”, señala.

Los organismos públicos tienen la obligación de transparentar “en qué se va a utilizar cada peso”, explica Alejandro Torres, experto en transparencia y rendición de cuentas, en entrevista con ese medio.

En el reportaje se señala que el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Datos Personales (INAI) ordenó a la Secretaría de la Función Pública (SFP) entregar la información, pues ésta es responsable de vigilar las compras gubernamentales, de acuerdo con la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público. Pero ni así.

La SFP dijo –en una solicitud de información, un mes después del fallo del INAI– que las compras que se realizaron no pasaron por los órganos internos de control, ya que el decreto presidencial del 27 de marzo permite realizar estas compras de emergencia sin pasar por todos los procesos.

Lo que único que se sabe es que cinco de los 25 vuelos a China fueron pagados por el IMSS, y costaron entre 310 mil y 770 mil dólares cada uno, de acuerdo con la solicitud de información 0064101256920. Sin embargo, el IMSS tampoco contestó sobre el destino de los insumos que viajaron en estos vuelos.

Esta no es la primera vez que alguna de las dependencias públicas del gobierno de Andrés Manuel López Obrador se niega a dar información de interés público, como Cuestione documentó en esta nota sobre todas las veces en que ha reservado la información o ha sido declarada como “inexistente”.

El problema es que, según dicen los expertos en transparencia, la información pública es un derecho de las mexicanas y mexicanos, para exigir la rendición de cuentas, tanto sobre cómo se ejerce el dinero público como sobre el desempeño de los funcionarios y gobernantes y más en situaciones de crisis como la que vivimos por la pandemia de la COVID-19.

Siguenos

Twitter

Encuesta

El cuadro de Francisco I. Madero que intervinieron las inconformes que tienen tomadas las instalaciones de la CNDH, ¿a usted?
ANUNCO DERECHA 2

Suscribase a nuestro boletín

reciba las noticias más relevantes

Redes Sociales / Boletín de Noticias

Search